— Performance de Abril Garay

DES-BORDE

Aquello que está comprimido, condensado, queriendo expandirse, buscando hacerse lugar hacia adentro. El intento constante de ganar un poco de espacio en eso que somos. Aquello que retumba, que golpea los huesos, los órganos, que nos mueve en una búsqueda desesperada, infinita, insaciable. La piel, ese borde que todo lo contiene. Los restos en la memoria de esa piel que me permiten reponer el cuerpo de un otrx, la intimidad, la cercanía, las caídas, el calor del sol, la caricia, el abrazo, la muchedumbre. Nada ocurre, pero algo siempre está latiendo, intentando salir como bocanada de aire o grito silencioso. Quizás ya no sea importante que alguien escuche, quizás sea tiempo de ampliar, de conocer y reconocer en el desborde mi propio borde.

ACF Type: wysiwyg

FICHA TECNICA


 

Intérprete: Abril Garay

Música original: Ariel Ojeda

Registro audiovisual y Edición: Ignacio Guala

Idea y dirección: Abril Garay

Composición sonora: Ariel Ojeda

Locación: Local Italia 1375. Ex Café Dorrego

Puesta en valor: Arq. Lucila Pugni Reta

 

 

 

ACF Type: wysiwyg

Propuesta física: Se pretende partir de la propuesta física derivada del imaginario de la piel. ¿Cuánto sé de mi cuerpo? ¿Qué me cuentan sus marcas?
¿Cuánto puedo ver? ¿Qué hay de eso que mis ojos no alcanzan?

La intimidad de mi piel, esa que habito, esa que se modifica momento a momento.
Estudiar, recorrer la piel, sus marcas. Detenerse, demorarse en eso que capta mi atención.

¿Cuánto tiempo dura un instante?
¿Cuánto tiempo dura este momento? ¿Y este sonido?
Y a mi piel, ¿cuánto le dura esta sensación?

El espacio: Será el cotidiano, el del hogar, ese que nos contiene y que a su vez ha sido borde todo este tiempo, ese que no se debe cruzar. Y es que hay que quedarse en casa y es que el cuerpo se vuelve pequeño. Soy una bestia enjaulada, a gusto en su jaula, recordando y añorando la agitación de la sangre como algo del pasado, deseando sentir que las costillas se abren y se expanden cuando el aire caliente entra por la boca.
Mover para no morir, mover para existir. Pequeño acto de muerte para volver a sentir el impulso hacia la vitalidad, oportunidad de libertad.
Ilusión de quietud, para condensar, respirar, sostener, percibir el apoyo de la planta de los pies en el suelo. Actualización constante, presente contínuo.
Valorar hasta el aire que pasa entre los dedos de la mano.
Fugarse en caminatas solitarias con los ojos entreabiertos y jugar a apoyarse un poquito en el viento.
El cuerpo máquina, el cuerpo sensible, el cuerpo obediente que lucha por seguir con-moviéndose.

La búsqueda de la propuesta física se abre al diálogo audiovisual y musical, para permitir reciprocidad, liminalidad entre las tres aristas del proyecto.

Share This